Modelo de contrato de alquiler de vivienda

El contrato de alquiler de vivienda regula la cesión por parte de un arrendador (propietario de la vivienda) a un tercero o terceros (arrendatarios) el uso de un inmueble destinado a uso de vivienda.

Este contrato se rige por la Ley de 29/94 Arrendamientos Urbanos y sus sucesivas modificaciones, la última la Ley 4/2013.

El contrato de arrendamiento de vivienda

El contrato de alquiler  contendrá al menos los siguientes datos:

  • Datos del arrendador/es y arrendatario/s.
  • Localización del inmueble: calle, número, piso, letra,…
  • Renta pactada mensual / anual y forma de pago (transferencia bancaria, recibo domiciliado,…).
  • Situación en que se entrega: amueblado / sin amueblar. En caso de un inmueble amueblado en todo o en parte, es recomendable detallar en un anexo el mobiliario que queda en la vivienda.

Duración del contrato de arrendamiento

Independientemente de lo pactado entre arrendador y arrendatario, el contrato de arrendamiento tendrá una duración mínima de 3 años, que es el plazo que establece la LAU en su artículo 9: La duración del arrendamiento será libremente pactada por las partes. Si ésta fuera inferior a tres años, llegado el día del vencimiento del contrato, éste se prorrogará obligatoriamente por plazos anuales hasta que el arrendamiento alcance una duración mínima de tres años, salvo que el arrendatario manifieste al arrendador, con treinta días de antelación como mínimo a la fecha de terminación del contrato o de cualquiera de las prórrogas, su voluntad de no renovarlo.
El plazo comenzará a contarse desde la fecha del contrato o desde la puesta del inmueble a disposición del arrendatario si ésta fuere posterior. Corresponderá al arrendatario la prueba de la fecha de la puesta a disposición.

A falta de pacto, el contrato de alquiler se entiende celebrado por un año sin perjuicio de las prórrogas que pudieran producirse.

El arrendatario puede desistir el contrato transcurridos 6 meses desde su celebración. Para ello, bastará con avisar al arrendador con 30 días de antelación. La rescisión del contrato no da derecho al arrendador al cobro de indemnización alguna, salvo que se pacte así en el contrato.

Obligaciones del arrendador

Salvo que se pacte lo contrario, las obligaciones del arrendador pueden resumirse en:

  • Pago del IBI, impuesto de bienes inmuebles que grava la propiedad de la vivienda
  • Pago de los gastos de comunidad
  • Pago de averías en el mobiliario incluido en el arrendamiento que se deban a desgaste por un uso normal de ellos (caldera, lavadora, frigorífico…)
  • Entregar al arrendatario el certificado energético de la vivienda
  • Al final del arrendamiento, el arrendador está obligado a devolver la fianza si no se hubieran producido daños en la vivienda y no hubiese importes pendientes de suministros de electricidad, agua o gas.

Obligaciones del arrendatario

Salvo que se pacte lo contrario, por norma general el arrendatario está obligado a:

  • Cambio de titularidad y domiciliación de los recibos de suministros (electricidad, gas, agua,etc.) salvo que se pacte lo contrario
  • Pago de averías que surjan del normal uso de la vivienda
  • Contratación de un seguro de responsabilidad civil que cubra imprevistos que puedan surgir por el uso habitual (rotura de cristales, olvido de llaves, grifos, etc.)
  • Mantener el inmueble arrendado en idénticas condiciones a las que lo encontró

La fianza del alquiler

La fianza en un contrato de arrendamiento es una garantía, generalmente económica, que se pone a disposición del arrendador con el fin de garantizar el cumplimiento de sus obligaciones durante el período de vigencia del contrato.

La LAU de 1994 recoge la obligatoriedad del arrendatario de depositar un mes de fianza, si bien el importe de la fianza puede variar según acuerdo expreso de las partes recogido en el contrato. La fianza como garantía no pertenece al arrendador, sino que debe ser depositada en organismo que a tal efecto disponga la Comunidad Autónoma donde se encuentre el inmueble arrendado.

Causas de extinción del contrato de arrendamiento

El contrato de arrendamiento podrá ser objeto de extinción cuando se de alguna de las siguientes circunstancias:

Por parte del arrendatario:

  • No pagar la renta pactada en el contrato
  • No pagar la fianza o sus posibles actualizaciones
  • Subarrendar o ceder la vivienda sin consentimiento expreso del arrendador
  • Causar daños en la vivienda o realizar obras sin consentimiento expreso del arrendador
  • La realización de actividades que resulten molestas, insalubres, nocivas, peligrosas, etc.
  • Utilizar el inmueble para un fin distinto al de vivienda o dejar de utilizarla como vivienda permanente
  • Cualquier otra obligación asumida en el contrato

Por parte del arrendador:

  • No hacer las reparaciones necesarias para mantener el inmueble en un correcto estado de habitabilidad.
  • Perturbar de hecho o derecho la utilización de la vivienda por parte del arrendatario.

Recomendaciones

Para evitar futuras disputas durante la vigencia del contrato, es recomendable que tanto arrendador como arrendatario pacten y dejen reflejado por escrito cualquier anomalía detectada en los elementos del bien que se entrega: goteras, humedades, problemas en persianas, arañazos en vitrocerámicas….

Modelo de contrato de alquiler de vivienda. Documentos

Descarga el modelo de contrato de alquiler en formato DOCX listo para ser utilizado.