Contrato de alquiler con opción a compra

Una de las modalidades del contrato de alquiler de vivienda es el de alquiler con opción a compra. En este tipo de contrato, se incorpora una cláusula por la cual el arrendador puede ejercer un derecho de compra sobre la vivienda en un plazo que se especifica en el contrato. Para que esta opción de compra pueda ejecutarse, debe ejecutarse en los plazos y condiciones pactadas en el contrato.

El contrato de alquiler se recoge a efectos registrales en el artículo 14 del Reglamento Hipotecario, y puede ser tratado como un contrato independiente o vincularse a un contrato de alquiler mediante las cláusulas necesarias.

Ventajas del alquiler con opción a compra

Celebrando este tipo de contrato, el arrendatario conoce el precio que pagará por el inmueble unos meses o años más adelante. De esta forma, puede conocer la evolución de los precios del mercado de la vivienda antes de la fecha obligatoria de ejecución y firma del contrato de compraventa, lo que le permite incluso comprar con plusvalías respecto a la fecha de celebración del contrato o bien no ejercer la opción de compra si el mercado de la vivienda hubiese evolucionado a la baja.

Una de las principales ventajas de este tipo de contrato es que la compraventa es decisión exclusiva de la persona que alquila el inmueble, el arrendatario, por lo que éste dispone de un período para decidir si ejecutar la opción de compra sin intervención del propietario del inmueble.

Otra ventaja es que durante el período de vigencia del contrato, los pagos realizados en concepto de alquiler se deducen del precio de venta del inmueble.

El alquiler con opción a compra supone menor carga financiera para el arrendador ya que sigue recibiendo ingresos por alquiler hasta la ejecución de la compraventa y, si se hubiese reflejado en el contrato, la prima.

Modelo de contrato alquiler con opción a compra en Word

Descarga el contrato en Word listo para ser utilizado: descargar modelo