Arrendatario

Contenido

Arrendatario: quién es 
Derechos del arrendatario
Obligaciones del arrendatario
Aspectos básicos a tomar en consideración en el momento de alquilar un inmueble
Aspectos a considerar para un arrendatario


En España el grueso de la población está dispuesto a comprar una vivienda o piso para habitar, pero en muchas ocasiones, se les hace muy cuesta arriba poder cumplir con los compromisos de las hipotecas, la situación económica que ha atravesado el país durante los últimos años ha incidido en que la decisión se dirija hacia el alquiler.

Así, el 70% de los españoles opinan que el alquiler se está convirtiendo en una firme elección frente a la compra de una vivienda o piso. Esta solución habitacional es muy usual en nuestro país, y se puede contrastar por los estudios recientes que arrojan información en la que se deduce el incremento del número de personas que toman la decisión de vivir en una vivienda arrendada.

Localizar un lugar donde habitar no es una tarea sencilla, el mercado inmobiliario presenta una dilatada oferta de casas y pisos en alquiler pero en algunos casos, el interesado en alquilar se enfrenta a trabas por el costo del contrato, falta de acuerdo entre las partes y dificultades de último momento. 

Te presentamos a continuación los aspectos que debes considerar al momento de firmar un contrato de alquiler y los compromisos deberes y derechos que adquieres con el arrendador.

Arrendatario: quién es 

Es aquella persona que recibe el uso temporal de un bien, normalmente un bien inmueble. Como en todo contrato, se establecen entre sus cláusulas o acuerdos los derechos y obligaciones que contraen el arrendador y el arrendatario. En este se establecen derechos y obligaciones que deben ser cumplidas por ambas partes, por ello, resulta fundamental conocerlas.

Además, es importante conocer los antecedentes del arrendatario y del arrendador antes de celebrar un contrato, si una de las partes tiene una historia de incumplimiento contractual no es viable que se celebre un contrato de arrendamiento.

El convenio de arrendamiento no tiene una forma precisa por la ley y no requiere formalidad alguna. En España el alquiler de una vivienda puede acordarse verbalmente o por escrito, sin embargo, es recomendable establecer el pacto por escrito y certificar notarialmente las firmas de las partes o inscribirse en el Registro de Propiedad Inmueble; para garantizar la fecha de inicio del contrato y las condiciones pactadas, para que ambas partes puedan defender sus derechos en caso de algún inconveniente o desacuerdo.

Derechos del arrendatario

El arrendatario iene derecho a:

  • Negociar el precio y la duración del contrato.
  • Recuperar el depósito en 30 días si no hay daños en la vivienda.
  • El arrendador no puede entrar a la vivienda sin un previo acuerdo con el arrendatario.
  • Seguir arrendado aunque el inmueble cambie de propietario.
  • Pedir una rebaja en el alquiler a cambio de mejoras en la vivienda.
  • Una duración mínima de 3 años de alquiler.
  • Hacer reformas en caso de algún contratiempo de salud.
  • Renunciar a la adquisición preferente si se vende el inmueble.
  • Prórroga obligatoria de alquiler.
  • Ser notificado a tiempo en caso de un desalojo.

Obligaciones del arrendatario

Al momento de acordar el arrendamiento de una vivienda, el inquilino o arrendatario debe comprometerse a cumplir el acuerdo pautado, por ello, debe estar muy bien informado de sus obligaciones, para no incurrir en inconvenientes con el arrendatario. Entre las obligaciones más habituales se encuentran las siguientes:

  • Recibir el bien, cuidarlo con diligencia y usarlo para el destino que fue pactado.
  • El arrendatario debe pagar la renta regularmente el día establecido en el contrato. A falta de pacto se pagará cada mes en su domicilio
  • Pagar puntualmente los servicios públicos administrados
  • Dar aviso al arrendador de cualquier usurpación o perturbación del uso del bien.
  • Permitir la inspección del bien por parte del arrendador con aviso de 7 días.
  • Efectuar las reparaciones que le correspondan. Si estas son urgentes debe realizarlas con cargo a reembolso. Por otra parte, la conservación del bien debe estar a cargo del arrendatario, salvo pacto contrario.
  • No hacer uso imprudente del bien, contrario al orden público o las buenas costumbres
  • No introducir cambio ni modificaciones en el bien sin el consentimiento del arrendador
  • El arrendatario no podrá subarrendar el bien sin que el arrendador lo permita.
  • Una vez finalizado el contrato, el arrendatario debe hacer entrega del bien en el mismo estado que lo recibió. El arrendatario es responsable de la pérdida o deterioro del bien, salvo que compruebe que ha ocurrido por causa no imputable a él.

Aspectos básicos a tomar en consideración en el momento de alquilar un inmueble

Entre los aspectos adicionales que debes tomar en cuenta, se encuentran los siguientes:

Lo ideal del contrato es que sea por escrito y muy sencillo. Se debería colocar la dirección del inmueble, el monto que se tiene que pagar y el uso que se le va a dar al inmueble. Y una vez que se especifiquen estos aspectos, incluir además, el lugar y forma de pago, debería incluir también, en forma muy precisa las obligaciones y derechos que adquiere el arrendatario con el propietario.

En el momento de la renta, el arrendatario debe verificar que efectivamente se encuentre desocupado el inmueble, de no ser así no debe aceptar el contrato.

Aspectos a considerar para un arrendatario

En los últimos años, se ha incrementado el porcentaje de españoles que viven arrendados, esto se debe en gran medida a la crisis económica. En este sentido, el estado, en su afán de buscar soluciones a esta compleja realidad, ha impulsado políticas que favorezcan el fomento, protección y ayuda para obtener una vivienda en alquiler.

No obstante, estas estrategias pueden llegar a fracasar en el futuro más próximo, debido al incremento de las demandas de viviendas en alquiler, a la continua alza de los arriendos y al interés que han mostrado algunos propietarios, en percibir mayores beneficios económicos al sacar provecho de sus viviendas. Las remodelan y convierten en hoteles, pisos y posadas que arriendan a los turistas, en tal sentido, las familias se ven imposibilitadas en arrendar viviendas en esos lugares. Este panorama, puede incrementar la migración hacia otras zonas, para solucionar y cubrir las necesidades habitacionales. 

Ver también

Arrendador
Contrato de alquiler de vivienda
Alquiler con opción a compra